CONTACTO

¿QUIERES PUBLICAR UNA CRÓNICA, ARTÍCULO, NOTICIA INTERESANTE?, ENVIALÁ AQUÍ: lostrotanoches@lostrotanoches.com

domingo, 7 de marzo de 2010

DOS TROTANOCHES EN EL SÁHARA MARATÓN

Accede a través de este enlace a un fantastico artículo en "La Ciudad Comprometida"

“Como participantes del Maratón del Sáhara, un proyecto solidario, nosotros les hemos llevado una migaja de solidaridad, y ellos nos han regalado su corazón… Y no queremos olvidarlos, y nos los vamos a olvidar… y estamos seguros de que la fuerza de las personas es mucho mayor que la fuerza de los estados, y que por tanto tu y yo, todos nosotros, debemos formar una ola de solidaridad a favor de esta gente olvidada que, sin embargo, día a día, nos dan verdaderas lecciones de dignidad… En el Sahara viven miles de Aminetou Haidar”.

Con estas palabras de DOS TROTANOCHES (Elena Palomares y Juan Carlos García de los Reyes) iniciamos esta crónica de la décima edición del Maratón del Sáhara, que se celebró el lunes 22 DE Febrero, un proyecto que combina el deporte popular con la solidaridad hacia el pueblo saharaui y que se desarrolla en los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia.

Un total de 878 atletas de más de 25 nacionalidades de todo el mundo tomaron la salida (unos 250 en la prueba reina) en uno de los parajes más inhóspitos del desierto del Sáhara. Los corredores participaron en una carrera que se ha hecho con un importante lugar en el circuito internacional de maratones. Con asistentes de Estados Unidos, Australia, Eslovenia, México, Finlandia, Japón y Chile, entre otros países, destacó la participación española con más de 200 corredores procedentes de todas las comunidades autónomas, y de DOS TROTANOCHES.

Los 42.195 metros de la prueba han discurrido por la inhóspita hamada, uniendo con los pasos de sus participantes los campamentos de refugiados de El Aaiun, Auserd y Smara, donde viven en precarias condiciones desde hace más de tres décadas más de 170.000 saharauis.

Juan Carlos García de los Reyes llegó a la meta y pudo concluir airosamente su 28º Maratón. Elena Palomares también concluyó con éxito la prueba de los 10 km .

En palabras del propio Juan Carlos “la prueba ha sido dura, muy dura, pero nada comparable con las condiciones de vida de los miles de refugiados que habitan en este desierto. Compartir parte de esta prueba con Elena ha sido maravilloso”. La prueba ha sido muy dura ya que el paisaje solo estaba compuesto por arena, dunas, montañas y montañas de arena, desierto, ‘tres matojos’ y ningún árbol en los 42 kilómetros y 195 metros . Sin referencia, la dureza se acentúa en cada una de las zancadas de los participantes. “La experiencia ha sido maravillosa y la gente del lugar admirable, con una alegría contagiosa a pesar de la situación de calamidad en la que vive el pueblo saharahui… Pero si tuviera que destacar algo de esta experiencia inolvidable, ante todo sería, y por encima de todo, la salida del 10º Maratón del Sahara que fue espectacular, con todos los niños y niñas a la salida del colegio acompañados de sus madres haciendo el grito característico bereber”


ALGUNOS DATOS DEL MÁRATÓN DEL SÁHARA

Jon Salvador lloraba como un niño al cruzar la meta. Había sido una carrera dura y emocionante. Al principio fue víctima de un grupo de corredores locales que atajaron en un recodo de la prueba y fue obligado a detenerse por la organización; después sufrió los despiadados ataques de los atletas argelinos que imponían un ritmo infernal; pero al final supo controlar su cabeza y esperar a los últimos kilómetros para alcanzar a los dos primeros, ya en los aledaños del campamento de Smara, y recorrer los últimos metros casi sin tocar el suelo, empujado por los gritos de ánimo de las mujeres y los niños saharauis. De esta forma este Ertzaintza de Erandio conseguía la victoria más sonada de su palmarés (ha sido campeón del mundo de policías y bomberos) e incluso ahora es agasajado como nunca y recibido por el mismísimo Lehendakari.

Jon había corrido ya la media maratón del Sahara y la había ganado en dos ocasiones. Es lo que tiene el Maratón del Sahara, el que va repite. La experiencia de correr en medio del desierto y de convivir con las familias de refugiados saharauis durante una semana engancha a cualquiera. También a María Dolores Jiménez Guardeño, la cordobesa asidua de la carrera solidaria, que volvía a brindar el triunfo a la siempre fiel representación enviada por el Ayuntamiento de Córdoba.

El Sahara Marathon ha llegado así a su décima edición batiendo todos los records, el de la carrera, batido por Jon Salvador con un crono de 2.42.42, el de participación con 878 corredores en la línea de salida y el de países representados con 28 nacionalidades de todos los continentes (Argentina, Japón, Chile, Estados Unidos, Australia, Eslovenia, Suecia, Noruega, Gran Bretaña, Canadá, Alemania, Bélgica, Holanda, Italia, Austria, México, Argelia, Finlandia, Suiza, España…).. Además se han conseguido todos los objetivos de la prueba y no son pocos. El Maratón ha vuelto a ser altavoz de la causa saharaui en el mundo, ha aportado su granito de arena con toda la ayuda humanitaria entregada, ha inyectado algo de esperanza al pueblo saharaui con la compañía de todos los corredores solidarios y ha abierto los ojos y el corazón a cientos de personas de todo el mundo que han vivido este viaje como una de las experiencias más impactantes de sus vidas.

Tras la participación en ediciones anteriores de nuestros más laureados maratonianos Abel Antón y Martín Fiz, este año el invitado de honor era el futbolista Iván Helguera, quien participó activamente en todos los actos. Corrió la media maratón, tomó parte en el partidillo de fútbol e incluso estuvo al lado de las autoridades saharauis en el desfile de celebración del aniversario de la república saharaui. Pero ante todo, Iván, como el resto de competidores, volvió prendado por la hospitalidad de su nueva familia saharaui y con el claro proposito de regresar el año próximo.

DIEZ AÑOS CORRIENDO POR LA LIBERTAD

Cada año, centenares de corredores de todo el mundo emprenden este viaje a los campamentos saharauis de Tindouf (Argelia) para sumarse a una de las carreras solidarias más relevantes, el Maratón del Sahara. Coincidiendo con los actos del aniversario de proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática, el mundo del deporte muestra su apoyo a la causa saharaui, que lucha por resolver este conflicto que dura ya casi 35 años.

El Maratón del Sahara, organizado por la Secretaría de Estado de Deporte Saharaui y dos asociaciones solidarias de Italia y España , llega a su décima edición con los mismos objetivos con que se fundó. Por un lado recordar al mundo la realidad de este pueblo que huye del olvido e intenta mantener la esperanza a pesar del paso de los años. Por otro, aportar ayuda humanitaria a los refugiados en forma de medicamentos, material escolar y proyectos de índole deportiva como la construcción de instalaciones y escuelas del deporte en los Campamentos de Tindouf.

Los participantes se integran durante una semana en la sociedad local, conviviendo con las familias saharauis y conociendo de cerca todas las costumbres y grandezas de un pueblo tremendamente hospitalario. Con ello la prueba deportiva queda en un segundo plano ante la fascinante experiencia de convivir y apoyar de cerca a una nación en lucha. Ese es el espíritu de un viaje que cambia la vida de los participantes y que bien resumía Jon Salvador en su dedicatoria: "Tengo claro a quien dedico mi triunfo: al pueblo saharaui que tanto nos anima a lo largo del recorrido. Y en especial a mi familia de acogida en el campamento de Mahbes, que con tanto cariño nos ha cuidado”

Todos ellos muestran su apoyo al Sahara y persiguen el mismo sueño que en su día manifestaba Brahim Cheij (director de la prueba): “Agradecemos mucho el apoyo de todos los corredores y periodistas que acuden, pero nuestro sueño es poder invitarles un día a correr este Maratón en nuestro país, junto al Océano Atlántico ”.

Y los corredores solidarios vuelven con la sensación de que el cuerpo está aquí pero el corazón y la cabeza se quedaron allí. Esa es la magia saharaui.

DE HAIMA EN HAIMA:

- Gari, con un año , era el más joven viajero y un maratoniano alemán de 74 años, el más viejo.

-El himno del Sahara Marathon pone la carne de gallina a todos los participantes. Los niños de El Aaiun lo interpretan en la salida y los de Smara en la entrega de premios. Sólo ese momento vale la pena el viaje.

-Mahamuda es una jovencita de 15 años que sufrió graves quemaduras en un brazo por un accidente doméstico. Varios corredores españoles convivieron con ella e impulsaron un movimiento popular para traerla a nuestro país a operarla. La organización del Sahara Marathon está gestionando con las autoridades Saharauis y Argelinas todos los trámites para poder llevar a cabo tan encomiable labor humanitaria. Esperemos verla pronto recuperándose.

-Manuela Vos es profesora en las Escuelas Aguirre. Un día decidió apuntarse al Sahara Marathon y convocar una carrera entre los chavales de su colegio para recaudar fondos para los niños saharauis. Con todo su empeño recogió 7.000 euros y allí se plantó en los campamentos repartiendo placas solares y material escolar, comprado allí mismo, por todos los colegios.

-Cada corredor entregó personalmente un botiquín en su familia de acogida. Además entre todos hicieron una enorme recolecta para conseguir varios pallets de medicamentos que fueron entregados en los hospitales de Smara y Dahla.

-Concha y Mamen dirigían el equipo médico; eficaces, amables, sonrientes y echadas para adelante atendieron más de 30 casos de problemas estomacales...Menuda tranquilidad viajar con ellas. Venían de Haiti y se iban para Chile, pero en medio dejaron su huella en el desierto y se llevaron un recuerdo inolvidable.

-La carrera de niños, que patrocinan la Aims y Asics, es uno de los espectáculos más sobrecogedores del viaje. Más de mil niños participan con un ilusión loca en lo que para ellos es el mejor día del año. Corren descalzos por el desierto, consiguen una medalla, una camiseta, un regalo y lo más importante, el aplauso de todos los maratonianos extranjeros.

-Como cada año se disputó un partido de fútbol entre la selección del Sahara Marathon y un combinado saharaui. Tras la humillación de hace dos años (7-0), el equipo visitante incorporó en sus filas a Iván Helguera y eso les sirvió para empatar el partido y ganarlo en los penalties. ¿Quién marcó el penalty decisivo?: Jon Salvador.

El presidente de la RASD Mohamed Abdelazid se implicó al máximo con el maratón. Dio la salida tanto del maratón como de la media y recibió en su despacho a varios de los periodistas acreditados.

-Los corredores pudieron palpar con sus propias manos los proyectos solidarios que se hacen con el dinero recaudado en esta iniciativa: La oficina de carrera estuvo montada en la Escuela del Deporte Sahara Marathon de Smara y el último día se inauguró el Centro Juvenil de Dahla.

-Un grupo de 20 voluntarios españoles son la columna vertebral de la organización ellos, junto a varios italianos y los voluntarios saharauis consiguen crear un ambiente cálido durante el viaje y organizar un complejo dispositivo en medio de la nada. Se pagan su viaje, trabajan día y noche y no pierden la sonrisa ni un momento.

Si quieres colaborar con tan bonito proyecto y tener además un recuerdo puedes comprar el calendario Sahara Marathon (editado por Red Deporte y Cooperación y el Acnur) y el pañuelo Wind X-Treme por sólo 20 euros (envío incluido). Envía tu pedido a paloma.iza@lastlap.com. Si lo que quieres es correr el año próximo infórmate en www.saharamarathon.org

3 comentarios:

Jesús Viciana dijo...

Que pedazo de "aventura".
Enhorabuena por todo lo que habeis conquistado con este reto, y no me refiero ni mucho menos al ambito deportivo, sino a lo que habeis ganado en valores humanos.

Enrique dijo...

Felicidades por el articulo, y por la experiencia que habéis vivido. Seguramente es un acontecimiento que deja un recuerdo inolvidable.

Pepe dijo...

Felicidades de corazón. Sería un buen "viaje de estudios" para todos los Trotaonches.