CONTACTO

¿QUIERES PUBLICAR UNA CRÓNICA, ARTÍCULO, NOTICIA INTERESANTE?, ENVIALÁ AQUÍ: lostrotanoches@lostrotanoches.com

lunes, 5 de abril de 2010

XXIV CARRERA POPULAR CAÑERO, 21 MARZO 2010

    Continuando la mezcla de entrenamientos para la Maratón de Madrid y el deseo de participar en algunas de las carreras Populares de Córdoba, este domingo tocaba de nuevo dejarse ver por el mundillo atlético y más aún cuando la carrera se desarrollaba en la barriada en la que durante la adolescencia gasté y rompí muchas zapatillas, pero no de running, sino de futbol sala.

   La mayoría de mis amiguetes de aquella época ya no residen allí, unos por trabajo viven fuera, otros casados han cambiado de barrio,... Tocaba, por ello, saludar más bien a sus padres y familiares, ya que era inevitable en cada recoveco del trazado ver alguna cara conocida. Al transitar por sus casas y verlos, apenas noté diferencia con respecto a aquellos años en los que iba de casa en casa recogiendo al grupo que ibamos a echar el partidillo del día, con la única preocupación de que no faltase nadie para  no estar impares. ¡Qué años aquellos! ¡Quién pudiera volver atrás y actuar con la experiencia que tenemos ahora!
   Bueno, dejando los sentimentalismos a un lado.. La cuestión estriba en que deseaba participar en la carrera por muchos motivos y aún no estando en las mejores condiciones debido al cansancio de los entrenamientos y a algún que otro Trotanoches cordobés (de fácil identificación) que está en el mismo plan que el perro del hortelano (ni corren, ni dejan correr), me sitúe en la línea de salida tras haber dormido más bien poco y haber estado de 'farra' doce horas seguidas (yo no quería...). La sensanción al levantarme esa mañana distaba bastante de la del día en que participé en la Media de Espiel-Bélmez. Unas ojeras tremendas, el estomágo regular y unas piernas muy cargadas fueron los argumentos (junto con esas inmensas ganas por participar) que me llevé a la prueba.

   La prueba consta de 9.100 metros repartidos en un circuito de 3 vueltas por la Barriada de Cañero, que para quien no la conozca podemos decir que se  trata de un barrio levantado en los años 50 sobre una finca del rejoneador Antonio Cañero, al donar una serie de terrenos para la construcción de viviendas para las familias con menos recursos. El barrio está conformado por edificaciones de tipo casa unifamiliar de planta baja y calles tranquilas llenas de naranjos. El trazado de la carrera si bien consta de rectas importantes, también pesenta muchos cambios de dirección y sentido.

   Una vez que había localizado los participantes objetivo que me podrían servir de referencia y dado el pistoletazo de salida,  me vi cerrado ya que los casi trescientos corredores presentes debíamos circular por un sólo carril de  circulación. Antes de acabar la primera recta ya me quedé sin referencia a la vista puesto que habían logrado sortear la marabunta que se creó al principio. Así ocurrió que dicha vuelta la dediqué a recuperar puestos y tiempo, lo cual sin duda alguna lo noté en la segunda vuelta ya que me vine algo abajo. Enmuchos de los artículos de las revistas especializadas leemos que el cuerpo tiene memoria en alusión a los entrenamientos.  Lo confirmo, pero también se acordó del día festivo previo...

   Así que de nuevo a sufrir de ahí hasta el final. La primera vuelta la completé en 11'51'', la segunda en 12'27'' y fue en la tercera vuelta cuando me recuperé algo y con alguna referencia que me hizo motivarme (aunque reconozco que me piqué) apreté a tope hasta el final y logré completarla en 11'53''. Al final 36'11'' (3'58''/km) por mi reloj. Bastante bien si tenemos en cuenta como iba en la segunda vuelta. A efectos clasificatorios, el 53 de 272 y el 17 de mi categoría.

   Recuperado del esfuerzo, quedaba pues ir en busca de un compañero de trabajo que también había acudido y acompañarlo en el último km. para hacerle más amena la llegada a meta, tal y como han hecho conmigo en ocasiones anteriores. Es una forma de devolver esa solidaridad. La verdad es que te sientes muy bien al hacerlo y al haberlo vivido anteriormente
sabes cuánto se valora en esos momentos finales en los que vas ya 'frito'.

     Saludos,

              Tony

3 comentarios:

Enrique dijo...

Que maquina!!, tanto corriendo, como haciendo crónicas. Enhorabuena, y a ver si aprendemos de ti más de un Trotanoche de aquí, del terreno, porque para conseguir un articulillo, crónica, o un simple comentario, hay que ir mendigandolo...
Saludos.

Tony dijo...

¡Que va hombre! Si supiéseis el poco tiempo que le puedo dedicar a las crónicas para el que quisiera... Lo de correr, la verdad que ilusión si le pongo (aunque no tenga las mejores condiciones).

Un saludo

Enrique dijo...

Pues a ver si vamos aprendiendo los demás, porque aquí nos cuesta mucho trabajo, será que los de Cordoba sois de palabra más fácil
Saludos,