CONTACTO

¿QUIERES PUBLICAR UNA CRÓNICA, ARTÍCULO, NOTICIA INTERESANTE?, ENVIALÁ AQUÍ: lostrotanoches@lostrotanoches.com

miércoles, 21 de marzo de 2012

NUESTROS TROTANOCHES CORDOBESES ESTUVIERON CON NOSOTROS EN EL XVII ANIVERSARIO

Hola a todos.

Hace ya bastante tiempo que no os contaba nada. He pasado una mala rachilla por unas cosas y otras, estando tan liado que ni me he podido permitir un resquicio para contaros como iba la cosa. Menos mal que como afirma el dicho "no hay mal que cien años dure" y "todo lo que no te mata te hace más fuerte". Si esto último fuese verdad, creo que sería indestructible.



En realidad, no estaba en mis planes acudir. Llegaba, como os he dicho, tras unos momentos delicadillos. Como siempre y a última hora y tras un gran trabajo de persuasión y chantaje emocional Pablo hizo que aceptase. He de reconocer que suelo ser bastante inflexible y si no fuese por la amistad que nos une, no habría dado mi brazo a torcer.



Dejando a un lado los sentimentalismos, voy a contaros brevemente cómo pasamos los días del aniversario. Como siempre, lo bueno de estas historias es que normalmente nos vemos inmersos en situaciones pintorescas y algo cómicas de toda índole. No hizo falta mucho para la primera, pues nada más partir desde Córdoba nos desviamos de la ruta fijada ya que insistí en tomar un desvío que recordaba de mis tiempos de universitario en Granada. Se ve que la señal tras diez años ya no estaba, con lo que nos pasamos de El Carpio, llegando a Pedro Abad y de nuevo tuvimos que volver a El Carpio para tomar el desvío hacia Jaén.

Una vez situados en el trayecto predeterminado, justo antes de tomar el desvío hacia Guadix tuvimos que parar a repostar en una gasolinera situada tras una rotonda a través de la cual se tomaba dicho desvío. Perplejos nos quedamos cuando al intentar salir de la gasolinera y volver a la glorieta nos encontramos con una señal de dirección prohibida que nos impedía acceder a la rotonda (y nosotros que somos muy legales, la cumplimos). De nuevo hacia adelante fuera de ruta, saltándonos el primer cambio de sentido con las charlas y ya en el segundo sí estuvimos atentos para dar la vuelta.



Tras estos alardes de orientación, llegamos al municipio accitano. Hacía rasquilla. Veníamos de estar a 25 º C y al salir del coche me percaté que iba muy ligero de ropa. Nos pusimos en contacto con Paco Garzón. Cuando nos vimos, éste se encontraba acompañado con Pepe, Blanca y el resto de su familia, esto es, Aurora y Gabriela. Realizadas las presentaciones oportunas por uno y otro lado, nos tomamos unas cervecillas y tras un breve recorrido turístico impregnado por la 'sabiduría' del Presi, pasando por las dos catedrales (la de verdad y la suya) acabamos en la sede del Club, la cual no conocía por cierto. Allí repusimos fuerzas y antes de dirigirnos al hotel comprobamos que encontrar una pastelería abierta un sábado por la tarde en Guadix resulta harto complicado con lo que alojados ya en el mismos, nos dimos allí mismo el oportuno homenaje.





No podía faltar su correspondiente siesta y llegadas las 21.00 y con el tiempo justo, bajamos al salón de actos donde tuvo lugar la cena y la entrega de presentes a los socios. Allí tuvimos ocasión de charlar con Francis, Santiago, Jacinto, José (Humano), Alberto y muchos más que seguro que se me olvidan y que ruego me perdonen. La cena discurrió a buen ritmo, si bien creo que la palabra más pronunciada fue Anchurrón (allá cada uno con su conciencia). Con el estómago bastante lleno, se pasó al acto de entrega de camisetas (muy chulas por cierto) y a las palabras de unos y otros. De ahí, bajamos al recinto acotado para las copas y música, donde echamos un ratillo gracioso, pegoseando todo lo que pudimos y disfrutando del momento con todos los compis.


Al día siguiente, tras desayunar rápidamente nos pusimos a trotar un ratillo. Nos dirigimos al circuito de velocidad de Guadix y durante el trayecto nos cruzamos con un doble campeón olímpico de marcha (MARKOV), que reconoció a Paco. Éste último hizo gala de su multilingüismo y pudimos comprobar como se comunicaron en un fluido inglés. La verdad es que nos vino muy bien hasta el punto que ampliamos nuestro vocabulario británico al escuchar a Paco pronunciar 'fiesta' en inglés, que como supongo que todos sabréis, se dice 'fiesta' pero en voz alta y muy despacio. ¡Qué grande eres Paco!



De vuelta ya en el hotel, compartimos comida de nuevo con el grupo y más pronto que tarde, nos pusimos rumbo a Córdoba. Terminamos reventados.



Ahora os toca devolvernos la visita.





















No hay comentarios: