CONTACTO

¿QUIERES PUBLICAR UNA CRÓNICA, ARTÍCULO, NOTICIA INTERESANTE?, ENVIALÁ AQUÍ: lostrotanoches@lostrotanoches.com

jueves, 13 de octubre de 2011

BUENA REPRESENTACIÓN DE NUESTROS TROTANOCHES CORDOBESES


CARRENA NOCTURNA (JUNIO 2011) 
Y CARRERA POPULAR DE LA FUENSANTA(SEPTIEMBRE 2011)

Hola a todos,

Ya hace bastante tiempo que no me paso por aquí para contaros cómo voy con eso de las carreras. La verdad es que tras la Maratón de Madrid, llegué a una fase de saturación en la que me aparté de cualquier competición y entrenamiento sistemático, incluso de relatar alguna que otra peripecia. A esas alturas, se trataba ya de correr por placer y, sobre todo, poquito.

No obstante, tradición es participar todos los años –demasiadas tradiciones son ya- en la Carrera Nocturna del club Trotacalles, que pone fin (al menos para mí) a la temporada. Da igual la forma en la que me encuentre – que nunca será la óptima-. Hay que participar. No obstante, como todos los años llegamos más o menos igual, nos sirve para ver el estado en que estamos.

Como quiera que hace más de tres meses de la celebración de la misma, detalles recuerdo pocos. Sobre todo y fundamentalmente, mucho calor, 35ºC a las diez de la noche y que pequé de optimista. Las ganas me pudieron. En la salida  vi a Ángel (de las Muelas Voladoras y el blog angelcorriendo) y no tuve otra ocurrencia que salir con él. Así, con esa ilusión y motivación, reventé. Pero pudo ser peor. Manteniendo ritmos entre 3.55 y 4.00 hasta el km 6 y como siempre transitando por el centro de la ciudad Vallellano, Victoria, Boulevard, … llegamos a las Tendillas donde en la bajada de Jesús y María hasta la Mezquita pensé que podía recuperarme del ritmo algo exigente que me hizo llevar. Nada más lejos de la realidad.

Faltaban cuatro kms. La idea fue poner un ritmo que me permitiese llegar, pero a duras penas y con más pena que gloria me planté en el Fontanar con 42’17”, sin esprintar. ¡Con lo que me gusta a mi una pista de atletismo con gente!. Iba zombi total. Tardé 10 segundos más que el año pasado. Rompimos con la tradición de mejorar la marca en cada prueba con respecto al año previo, pero ¿qué le vamos a hacer? Al menos cumplimos con el expediente.


De ahí hasta agosto, lo dicho, mucho ruido y pocas nueces. Así que toca ahora preparar la Media de Córdoba, a cuatro meses vista. El primer y segundo mes, para coger un poco de fondo. Como quiera que este año no hay carreras previas a la de Almodóvar (que es la primera toma de contacto con la distancia) decidí participar en la Carrera Popular de la Fuensanta, de 6 kms. de distancia. No había participado ningún año puesto que siempre había un diez mil por ahí coincidente, pero este año no.

Distancias tan cortas no me hacen mucha gracia, pero podría servir como un entrenamiento exigente. Dicho y hecho. Renunciado Pablo a participar en ella, me puse en contacto con algún otro conocido por eso de no ir sólo.

Tras  más de media hora de calentamiento con Carlos & cpy., nos situamos en la línea de salida no sin antes dar unas pocas de vueltas detrás de la Policía Local que inconscientemente creíamos que nos guiaban hacia el punto exacto. Más de 450 personas en un carril de circulación a la hora de salir. Vaya cacao. De nuevo vi a Ángel, pero esta vez no quise pegarme a él. Charlamos un ratillo. Lo de siempre, que si yo lloro mucho, que si tal que si cual, pero vamos que esta vez no me engañaba. Que no te sigo.

A las diez y pico de la mañana se dio la salida y  en la primera vuelta de 3 kms, intenté mantener el ritmo por debajo de 4 min/km. En esa primera vuelta divisaba a Ángel, pero no me podía poner a su altura. Hacer ese esfuerzo lo pagaría sin duda. Por detrás Carlos, debería venir bastante pegado pero prefirió una táctica un poco más conservadora. Así fuimos transitando por Virgen Milagrosa, Alonso Gómez de Figueroa y Virgen del Mar. No llevaba las mejores sensaciones pero, bueno, podíamos seguir así algo más de tiempo. Antes de llegar al kilómetro tres consigo adelantar a la primera clasificada, perteneciente al Club de Atletismo Cordobés. Llevaba un rato detrás de ella y aunque parecía  que no iba muy rápida, no había forma de echarle el guante.

Concluida la primera vuelta, me animo un poquillo más porque todavía no tengo síntomas de fatiga acusada y, lógicamente, porque ya queda menos. No obstante, el sol acucia más y en el nuevo paso por Alonso Gómez de Figueroa el cansancio empieza a apoderarse de mí. Como quiera que quedaba algo más de un kilómetro toca hacer el trabajo psicológico, convencerme a mi mismo de que apenas faltan 3 minutos para acabar. Bueno eso de tres minutos sería si fuese Gebre. Pero funciona. Funciona hasta que pasan los tres minutos y ves que todavía te queda otro poco y llevas ya un sobreesfuerzo considerable.

En el tramo de Virgen del Mar, me pasan varios participantes y ya loco por entrar en meta llego fundido y sin fuerzas para esprintar o al menos acelerar. En fin, me paré un metro después de la meta y acto seguido, postura en jarras. ¡Que paquete estoy hecho!. De nuevo, mucho calor. El tiempo 23.36 y la distancia real 6km 40 metros (a 3.55 min/km). Satisfecho, aunque se podía haber mejorado algo. Hemos cumplido con el mínimo que era bajar de cuatro. Finalmente ocupo la posición 99 de 454 llegados a meta, aunque el sistema de cronometraje de la organización fue un poco rústico y la clasificación oficial en cuanto a tiempos es poco fiable, ya que se les debió colar alguien y a partir de una determinada posición todo el mundo aparece con un desfase.

A los pocos segundos llega la primera clasificada (que por cierto es especialista en 400 metros vallas, ¡pues vaya!, nunca mejor dicho) y también Carlos. Veo a Ángel, que ha hecho casi un minuto menos que yo. Está a otro nivel ya. En el siguiente escalón, o en el otro. La segunda vuelta la hizo a 3.38 min/km.

Trotamos un poquillo para soltar piernas y comento con Carlos las sensaciones de carrera. Aquí como en las elecciones todos ganamos. Buscamos y resaltamos lo positivo de  nuestra actuación y no tenemos problema en justificar aquellos aspectos que no hemos cumplido como deberíamos. ¡Parecemos políticos!.

Destacar la gran participación y es que últimamente se está evidencia un boom de participación en cualquier carrera popular en Córdoba.

En fin, ya os he contado un poquillo cómo me van las cosas. No sabéis lo que me ha costado arrancar a escribir después del verano…

Saludos,

Tony

2 comentarios:

Angel dijo...

fenómeno Tony, peaso de carreras a las alturas que estamos. Ahora a por esa media de Córdoba en menos de 1h25. Como sabes me la pierdo por mi lesión, así que no podrás arrollarme en la meta, jeje.

Tony dijo...

Gracias, aunque conseguir esos tiempos igual es demasiada aspiración para mi. Además, ese fin de semana hay oposiciones (aunque espero que sean el sabado).

Al nivel que estabas antes de la lesión como no te arrollase con un trailer no se cómo te iba a coger. Lo del año pasado estuvo bien, pero este año ya me habías dejado atrás.

Para finalizar de nuevo darte ánimos, que enseguida estarás dandole caña a esa rodilla.