CONTACTO

¿QUIERES PUBLICAR UNA CRÓNICA, ARTÍCULO, NOTICIA INTERESANTE?, ENVIALÁ AQUÍ: lostrotanoches@lostrotanoches.com

sábado, 2 de octubre de 2010

DOS EN UNA, POR ANTONIO SANCHEZ CORPAS (TONI)


I OPEN DE ANDALUCIA (11/09/2010)

Este comienzo de temporada no tenía muchas ganas de escribir. De hecho no entraba en mis planes redactar está crónica. Ocurre que me puse a leer el blog de Ángel en el que relataba sus impresiones acerca de la Media Maratón Córdoba-Almodóvar y la verdad que me divirtió bastante con lo que me animé a seguir dejando algunos comentarios y sensaciones y haceros partícipes de las mismas (por cierto, podéis leer ese divertido blog en la siguiente dirección http://angelcorriendo.blogspot.com/).

Comencé los entrenamientos a partir de Agosto, fase acumulación, rodajes mayormente, siguiendo los sabios consejos de Daniel Jacinto Garzón, os sonara de algo, al cual agradezco su colaboración desinteresada (espero no fallar). El objetivo final es la Media Maratón de Córdoba, a finales de Noviembre. Como pruebas en las que participar, el I Open Andalucía  y, a la vez, Campeonato de España de 10 km y la Media Maratón de Córdoba-Almodóvar.

La primera de ellas se organizó conjuntamente (vamos para sacarnos la pasta) con el Campeonato de España de 10 km en ruta, lo cual aprovechamos para compartir la carrera con la élite a nivel nacional,  o al menos los prolegómenos, salida y la postcarrera. Allí entre otros estuvieron José Ríos, a la postre ganador y Javier Díaz Carretero.  El circuito constaba de 2 vueltas alrededor de la Ribera del Guadalquivir y transitando entre otros sitios emblemáticos por la Mezquita y la Torre de la Calahorra. Allí nos plantamos a las 18.25 los dos Trotanoches que decidimos participar en la prueba, Antoñito y yo. Esa era la lista de seleccionados para batirnos en duelo contra el fututo campeón de España de 10 km en ruta. Realmente estábamos algo cagados, porque conociendo el nivel que habría temíamos que el último y el penúltimo en llegar a meta tenían ya nuestro nombre asignado. Si mal no recuerdo para el Campeonato de España la mínima era 31'30''.

Acudimos a recoger los dorsales con sus treinta y tantos grados largos y ya vimos que la mayor parte de la gente andaba escasita de carne, ¡que canijos!!! Hasta la prueba fundamentalmente había hecho rodajes entre 5 y 5'30, por lo que tampoco sabía si cómo me iba a encontrar en la misma. Como pienso siempre, hay que empezar alegre y ya el cuerpo nos irá dando instrucciones a lo largo de la misma. Curiosa la cara que puso la mujer de José Ríos cuando nos vio trotando antes de la salida. Mi brazo era más ancho que la pierna de su marido. Pensaría que íbamos a correr los 100 metros lisos.


En la línea de salida y algo más tranquilos, ya que vimos que había alguno más de nuestro perfil que del resto de gacelas, le pasábamos el título de último y penúltimo a algún otro que por allí merodeaba y que tenía pinta de merecérselo más que nosotros. Comencé la carrera a buen ritmo y no malas sensaciones, siempre por debajo de 4 min/km. Abandonando el avituallamiento en el km 2 (que vaya sitio para ponerlo) pasamos por la Mezquita aprovechando los ánimos de los invitados a varias bodas que transitaban por los alrededores expresando su sorpresa al ver pasar a unos pocos locos en tirantes. Sigo mirando los ritmos y en la primera vuelta continúo por debajo de 4'/km salvo en las pequeñas zonas de subida que pasamos a 4'05''/km.


La segunda vuelta la inicio algo más perjudicado y con la boca como un estropajo. Ya os había dicho que en el km 2 no es lógico tomar agua, pero sabía también que hasta el km 7 tampoco podría tomar nada. Los 32º C de temperatura a las 20.40 de la noche comienzan a hacer estragos. Sigo detrás de un hombrecillo de Lucena que participa en el Campeonato de España en la categoría de Veteranos de más de 60m años, que sigue con el martillo pilón ¡pan!¡pan!¡pan! y una zancada detrás de otra sin bajar la cadencia. Los ritmos están rondando lo 4'10'' y 4'15'' en las cuestas y por fin consigo llegar al avituallamiento, donde rebaso a una chica bastante jovencita que circula entre la jauría de hombres. Con sensaciones un poco peores y regulando para no 'petar' del todo, seguimos a la distancia a este hombrecillo de Lucena. Paso de nuevo por la Mezquita y ya la gente de la boda no está, se ha hecho de noche y sólo vemos algún que otro turista. Me ocurre algo increíble, vuelvo a alcanzar  a la muchacha que pasé en el avituallamiento. Pienso que voy peor de lo que creo, porque no me he dado cuenta que me hubiese rebasado en ningún momento.

Ya va quedando poco para la meta. Muchas ganas de acabar y como ocurre siempre cuando queda poco vuelven las fuerzas para entrar a buen ritmo en la meta. Consigo rebasar al máquina de Lucena por el km 9 y entro en meta pasando de esprintar con uno del Club Atletismo Cordobés que se pica (igual se cree que al 103º del general le van a dar algo). Al final 41'05’’. No está mal para ser la primera de la temporada. Esperamos ir mejorando.

Aguardo a que llegue Antoñito que lo hace en 48'03'', mientras compruebo que la organización no ha puesto ningún 'stand' de bebidas en la meta. Para ser un campeonato de España se lo han currado regular. ¡Qué vergüenza! En cualquier popular de Córdoba siempre hay alguno de Cruzcampo y Coca Cola. Voy buscando una fuente como el resto de personas y me llevo una sorpresa que da contestación a cómo y cuando me había adelantado la chavala de rojo sin darme cuenta. ¡¡¡Hay dos gemelas!!!!


XXV MEDIA MARATÓN DE ALMODOVAR (26/09/2010)

Tras varias semanas más de entrenamiento y teniendo mejores sensaciones poco a poco, pero continuando en la fase de acumulación, me disponía a participar en la Media Maratón Córdoba-Almodóvar. Un rodaje suave el lunes y unas series rápidas para tener sensaciones el miércoles y listos para la carrera. Esperamos estar entre el 1h32' y 1h34' si no surge nada raro, pero surgió. La noche del miércoles al jueves empiezo a tener diarrea y el jueves me tengo que ir del trabajo directamente al médico porque tengo  dolor muscular, de cabeza, estómago y fiebre. DIAGNOSTICO: GEA (GASTROENTERITIS AGUDA). La médico me dice que dos días de baja, suero fisiológico y mucho reposo. Dicho y hecho. El jueves no mejoro mucho, se acumulan ganas de vomitar pero sin poder y la noche se hace un infierno. Arropado con manta (con el calor que todavía hace), me tengo que levantar con espasmos, presagio de que al fin voy a vomitar. En la mente se disipa cualquier posibilidad de participar en la Media Maratón.

El viernes me levanto ya sin dolor muscular aunque muy flojo. Hablo con Pablo y le hago ver que seguramente no corra. Me sigue animando y dice que en 36 horas mejoraré bastante. A seguir acostado todo el día.

El sábado un pelín mejor pruebo a correr un ratillo para ver si al menos puedo participar en la Media para acabarla aunque sea en 2 horas o más. A los 30 minutos de trotar me tengo que parar. ¡Chungo! De mente estoy muy positivo, sólo por el hecho de no tener los dolores y el malestar que tuve los días previos, pero sí hay que reconocer que me ha pasado factura a nivel orgánico. De todos modos, habrá que intentarlo.

A todo esto a base de arroz blanco, sopa de pescada y pollo a la plancha. El domingo recojo a Pablo a las 08.20. Nos vamos para la salida donde nos unimos a Oscar y Antoñito que han ido previamente a Almodóvar a dejar un coche para la vuelta. Pablo sigue intentando convencerme de que debo salir alegre, lo hace siempre, pero nunca le creo. Lo único que conseguiré será reventar. Dejamos las bolsas en el autocar de la organización y vemos a Ángel. Le saludamos y le comento lo de mi GEA y que mi intención es acabarla. Me comenta que seguro que al menos hago 1h35'. Gracias por confiar en fin, pero no se imagina que ya desde el inicio voy con la alarma de la gasolina encendida. 


En la línea de salida, Antoñito se pierde para hacer su carrera y eso que decía que iba a ir a 1h50'. Salgo con Pablo que ve a unos amiguetes y dicen que la quieren hacer en 1h45. Creo que puedo probar a ir con ellos y si veo que hay que aflojar pues aflojamos. Tras los dos primeros kilómetros a 4'40'', noto que me han engañado y me descuelgo para ir en torno a 5'-5'05''. Con la flojera que tengo no está la cosa para más. Así transcurren los primeros kilómetros. Me encuentro a un amiguete que circula en bici y echamos un ratillo de charla. Me dice que ha visto a Antoñito y que va que se las pela. También me comenta que es una imprudencia correr según mi estado, que él lo hizo una vez y como premio obtuvo un ciática. ¡Que ánimos! Ir ese ratillo hablando me ayuda por lo menos a olvidarme de los dolores y la flojera.

En los avituallamientos, mis dos botellitas de agua. Una por lo alto y otra en la mano hasta el siguiente, que no las llevo todas consigo. El tomarse la carrera más despacio, aunque sea obligado por la enfermedad, me hace ver otra forma de participar ya que voy más pendiente del entorno, que de los tiempos por km., etc. Así puedo ver las ruinas de Medina Azahara a la derecha, algún que otro caminillo intermedio por Villarubia que no conocía, ... ¡Se me olvidó la cámaras de fotos!

Ya algo más cascadete pero a la vez animado, en el km 17 tengo la certeza de que podré acabar e incremento el ritmo a 4'40''. Empiezo a recoger cadáveres a pesar de que siguen teniendo mejor cara que yo. El último km, de entrada al pueblo y con la gente animando aprieto más todavía y lo hago en 3'45''. Al llegar a la meta veo a Pablo. Acaba de llegar, hoy no ha forzado nada, nadie le obligaba y acompañó a Carlos. En todo caso forzó para ir despacio. Como comentó alguien: "HA IDO DE PEROLETE". 1h43'15 él y yo 1h44'20.

Luego vemos a Antoñito que nos dice que pinchó en el 17 y no ha podido bajar de 1h40'. Al final 1h43'35''. De hecho Pablo incluso le adelantó.

Recogemos los regalos, a cualquier cosa le llaman cortavientos (por esa regla de tres nos podían haber dado un cartón). Yo muy contento porque en mi lamentable estado he acabado y bastante mejor de lo esperado. Llamo a mi casa para que se les quite la preocupación. Les dije que le consultaría a la médico si podía correr la media el lunes siguiente a la carrera, porque de haberlo hecho antes no me habría convencido la respuesta.

   Toca recuperarse y volver a coger la forma. Ya estoy tramando la siguiente.

          Os mantendré informados.

                 Tony

5 comentarios:

Angel dijo...

aunque fuiste de perolete, jeje, tiene mucho mérito lo que hicistes, despues de una GEA te quedas reventao, sin fuerzas, así que chuparse 21 km, tiene mucho mérito.
Bueno, suerte para la media de Marchena, yo iré a la Carlota este domingo, en plan tranqui, a rodar.
saludos

Tony dijo...

Gracias. Si vas a rodar seguramente bajes de 1h30', que ya nos vamos conociendo.

Saludos

Enrique dijo...

Pues si que sois durillos los de cordoba si, con el cuerpo "descompuesto" y esos tiempos en la media...
Saludos

Jose Prieto dijo...

Nada el que vaya a la media de Marchena por ahí nos veremos.
Saludos

Tony dijo...

Enrique, la ilusión y la motivación hace mucho. Mientras que no se pierdan éstas, el tiempo es lo de menos.

En lo que respecta a Jose Prieto, en principio a Marchena vamos Pablo y yo. Como personalmente creo no te conozco, no tendrás problemas en reconocernos. Los que más estén riéndose y hablando aunque vayamos fundidos, esos somos nosotros.


Saludos