CONTACTO

¿QUIERES PUBLICAR UNA CRÓNICA, ARTÍCULO, NOTICIA INTERESANTE?, ENVIALÁ AQUÍ: lostrotanoches@lostrotanoches.com

martes, 11 de mayo de 2010

LA BATALLA DEL BIERZO EN 101 KILÓMETROS

El ejercito de Los Trotanoches a la cabeza del Capitán “Viciana” nos enfrentábamos a una de las grandes batallas que el destino había querido que fuera en el Bierzo; la conquista no iba a ser fácil, los Templarios habían diseñado dos grandes fortalezas, el Castillo de Ponferrada y el Castillo de Cornatel , esté último casi inexpugnable. La defensa era soberbia, grandes pendientes, subidas y bajadas rompe piernas, por si fuera poco utilizaron la meteorología, lluvia intensa, el frío de la noche, el barro pizarrín de las Medulas, y no contentos con eso intentaron dejarnos sin avituallamiento.

Nuestra tropa estaba compuesta por el Explorador- jefe Ramon Pícaro, el Comandante de puesto Paco Garzón, Capitán Viciana, Teniente Reyes, Brigada Ángel, y los soldados Juani, Antonio, Silvia, Toñi, May, Cristina, y yo mismo.

101 km. nos separaba de la victoria final, en el camino fuimos encantados por la magia del lugar bosques frondosos de castaños centenarios, alcornoques, y gran diversidad de plantas autóctonas y flores de primavera, verdaderamente impresionante la belleza y panorámica del Bierzo, pero a pesar de su encanto no desfallecimos y seguimos la marcha unas veces andando y otras corriendo. El desenlace de la batalla fue la siguiente:


Las tres primeras horas nos dieron un poco de tregua, buen tiempo y las fuerzas intactas nos permitieron avanzar a buen ritmo. Se formaron varios pelotones al principio, Ramon, Angel, Reyes, y yo mismo, con Viciana en la retaguardia, después Antonio y Silvia, mas tarde el pelotón de mujeres (May, Toñi, y Cristina) a su cargo el Comandante Garzon que realizo una magnifica labor de asesoramiento y compañía a las nuestras. Por último, cerrando la tropa el soldado Juani con la garantía de llegar siempre en las mejores condiciones físicas y mentales.

Con el paso de las horas llego la lluvia fina y perseverante que ya nunca nos dejaría; el pelotón de cabeza se rompió por el km. 30, Ramon, Ángel con problemas de gemelos y yo mismo dejamos atrás al Tte. Reyes; También el pelotón de mujeres se había roto, por un lado May y Garzón y por otro Juani y Toñi (para entonces Cristina nos había dejado, pero un buen comienzo y gran actitud). En estos kilómetros algunos tuvieron su propio calvario, como Reyes y Ángel, pero a pesar de todo levantaron la cabeza y siguieron al frente.


Por el Km. 62 ya en el Pabellón de transición, llegamos Ramon, Angel y el que suscribe, calados y embarrados hasta el forro de los garigolos, nos cambiamos como pudimos, repusimos fuerzas, control, y a seguir; continuamos Ramon y yo mismo, Ángel mientras trataba de estirar para menguar la carga brutal del gemelo y vencer al tio del mazo y le hecho un par de narices por que mas tarde prosiguió solo ante la noche, el frío y la lluvia (un gran valor). Por detrás el T. Reyes llego condolido y con muchas dudas, pero hay estaba el Capitán Viciana para animarle y marcarle su final, todo un apoyo mutuo. Antes por el km. 51, como estaba previsto el Comandante Garzón junto con May terminaron su recorrido, algo increíble para mi mujer con la dureza y todo lo expuesto, así todo llegaron sobre las 20,00 horas. También Toñi termino su recorrido de 45 km. no sin ganas de haber continuado, ya que los medios de rescate no abundaban y hubo que recogerla con Garzón y May, de todas formas una magnifica marchadora. Los medios de rescate y apoyo logístico estuvieron coordinados por nuestros majísimos y amables amigos de Ponferrada Daniel y Montse, que estuvieron constantemente con nosotros ofreciéndonos toda su amistad y cariño, desde aquí les envío un fuerte abrazo y un beso para estos trotanoches bercianos.


Los trances desde el Km. 62 hasta 85 km. aproximadamente para mi fueron muy duros, por muchas razones, me era imposible seguir a Ramon en las pendientes y lo perdía, y tenia que hacer de tripas corazón al ver caer la noche, para en las bajadas incrementar en lo posible el ritmo, así pude contactar con él mas tarde sobre el km. 80.

Ya en el Km. 89 aprox. pudimos entrar en calor con un poco de consomé, proseguimos trotando y marchando hasta el km. 93 aprox. Después y hasta el final tuvimos que hacerlo andando ligero porque para mi ya no había mas gasolina, y a Ramon le dolía la rodilla, así que a buen paso; a 4 km. de meta ya divisando a la izquierda el Castillo de Ponferrada, me relaje enormemente porque sabia que llegaríamos medio sanos y salvos, era el principio del fin, entramos en meta sobre la 1,30 h. de la mañana, fue apoteósico así que recogimos nuestro diploma, camiseta y medalla. Tengo que dar las gracias a Ramon por su apoyo e iluminación nocturna en el mejor sentido de la palabra.


Pero todo no acaba aquí, mas tarde sobre 3,30 h. de la madrugada llego a meta Ángel medio roto, pero con el deber cumplido y premio a su esfuerzo. También llegaron después entorno a las 7,00 h. Viciana y Reyes desgastados con algunas heridas de guerra, pero para traer la luna de Lostrotanoches que no apareció en toda la noche hasta la meta, bravo por ellos. Seguían entrando trotanoches, Antonio y Silvia aparecieron muy enteros y satisfechos, y por último cuando estábamos en el Hotel entregando las llaves de la habitación mi cuñado Juani de rositas, vamos como el que viene de subir y rezarle un padre nuestro a la Virgen de las Angustias, ni más ni menos que 22,50 h. en actividad física, abrir y cerrar la noche, todo un portento. La batalla estaba ganada, se habían cumplido todos los objetivos, maravillarnos con los bellos paisajes bercianos, comer bien y barato (no olvidéis Restaurante casa Lita), disfrutar de buenos momentos con nuestros amigos de Ponferrada, Dani y Monste y por supuesto haber dejado el sello de los trotanoches en estas preciosas tierras del Bierzo.


    Hasta siempre

            EL CIENTUNERO TROTANOCHES "FRANCIS ONIEVA"

2 comentarios:

Enrique dijo...

Extraordinaria crónica Francis, me ha gustado mucho como expresas lo vivido por tí durante la carrera,por supuesto enhorabuena tambien por tu magnifico tiempo en ella.Una autentica proeza

Jesús Viciana dijo...

Carrera tras carrera, no dejas de sorprendernos. Ay, si hubieras empezado en esto de correr siendo un niño. Hubieras conseguido grandes cosas.