CONTACTO

¿QUIERES PUBLICAR UNA CRÓNICA, ARTÍCULO, NOTICIA INTERESANTE?, ENVIALÁ AQUÍ: lostrotanoches@lostrotanoches.com

jueves, 18 de marzo de 2010

"LA ROMPEPIERNAS": MEDIA MARATON ESPIEL - BELMEZ, 7 MARZO 2010

   Hola a todos.

   Estas líneas las dedicaré a relataros lo acontecido en una nueva edición de la Rompepiernas , que es así como se conoce a la Media Maratón de Espiel-Belmez, que ya el año pasado os la presenté.


   Se trata de la tercera ocasión en la que participaba al igual que Manolo Tapia, y la segunda de Antoñito, que fuimos el elenco de Trotanoches cordobeses que nos desplazamos hasta Espiel para tomar parte en la prueba.



   Así, a las 08.10 de una fría mañana que amenazaba lluvia partimos los tres hacia Bélmez (a unos 60 km de la capital cordobesa). De hecho, en el camino ya nos cayó alguna que otra tormenta, al mismo tiempo que pudimos comprobar el efecto de las últimas lluvias sobre la provincia que nos presentó un paisaje de pantanos, ríos y arroyos que desconocíamos por lo divisado en los trayectos de años anteriores.


   Llegados a Bélmez, lugar donde estaba situada la meta, dejamos el coche y tomamos uno de los autocares que la organización ofrecía para llevarnos a Espiel, donde estaba loclizada la línea de salida. Este año se vislumbraba que el nivel de la prueba había aumentado. Muchos clubs y gente "muy delgada", así como muchos comentarios del tipo "yo sólo vengo a disfrutar". A estas alturas, ya nos conocemos todos y esta gente van que se las pelan...



   La verdad es que la Media resulta más atractiva conforme la voy conociendo más, pues si en el primer año el objetivo era acabarla lo más decentemente posible, en las ediciones posteriores el conocimiento del terreno hizo que pudiera optimizar la estrategia de carrera y arriesgar algo más en los tramos oportunos para sacar el mayor provecho a las características de los mismos. Os adjunto el perfil de la carrera en una de las imágenes, para que podáis examinar el mismo, que si bien no es el más duro que conozcáis, el "sube y baja" continuo tampoco permite que el ritmo sea continuo.


   Así, tras una salida fulgurante para aprovechar la bajada inicial, desde el 3 km disminuí el ritmo y lo ajusté a las subidas y bajadas continuas, principalmente regulando en las primeras y apretando en las últimas. A partir del km 10. la lluvia hizo acto de aparición, lo cual se agradeció ya que no lo hizo con brusquedad, salvo un tramito cerca del final.



   Transité integrado en un grupo de siete u ocho participantes hasta el km 12 donde, coincidiendo con un cruce de caminos que llevaban a Villanueva del Rey, parte del grupo incrementó el ritmo quizás alentados por el público allí presente, lo cual hizo que me quedase algo rezagado siguiendo los dictámenes que iba transmitiendo mi cuerpo (quizás por precaución porque todavía quedaba bastante terreno junto con las dos peores subidas).


   Manteniendo unas buenas sensanciones sin menoscabar el esfuerzo durante todo el recorrido, superé esas dos tachuelas del km. 13 y km. 14 y me dirigí a afrontar un leve terreno llano que coincidía con el avituallamiento del km 15. Todo marchaba mejor de lo previsto hasta ese punto , lo cual me hacía presagiar un pinchazo gordo, pero los metros pasaban y este no venía. Con el ánimo por las nubes, dado que los parciales que iba registrando giraban en torno a las 4'30'' (alguno más lento por las cuestas), decidí incrementar levemente el ritmo hasta el final ya que si bien el terreno era ascendente y sostenidoe, el desnivel era más suave.


   Es así como fui recortando la distancia con los compañeros que mantuve hasta el km.12 y fue ya en la última subida del km. 20 cuando logré rebasar a muchos de ellos. El final, en esta edición, con algo menos de público que hace dos años (la lluvia provocó que muchos vecinos no se congregan en la zona meta) fue pletórico y emocionante, ya que sabía que había logrado un buen puesto y aunque cansado, entré en meta sin esa agonía que en otras ocasiones sí me acompaña. Cuestión de coco, sobre todo.


   El tiempo al final, 1h 35'14''. La anécdota es que la organización a todos los corredores en la clasificación final oficial nos otorga sobre un minuto y veinte segundos menos. No sé cómo habrán medido el tiempo, pero figuro con 1h33'54''. El puesto el 60º de 258 que finalmente concluimos la prueba.




   Hecha esta descripción personalísima de la prueba, también resulta de recibo comentar que los otros socios quedaron bastante satisfechos con su participación ya que Manolo Tapia bajó 5 minutos su mejor marca en la prueba y Antoñito consiguió reforzar su confianza tras la tendinitis que le ha tenido parado un mes. Así finalizaron la prueba en 1h59'. Me gustaría que hubiesen escrito algo ellos, pero de momento sigo siendo el único que se atreve.


   Por último, hacer un comentario para señalaros que en todas las crónicas que os presento intento aportaros lo positivo de cada carrera que es lo que al final queda o lo que realmente deseo recordar. Indudablemente, se pasan momentos malos y todo no es siempre perfecto, aunque no hay punto de comparación con el grado de satisfacción final alcanzado y que realmente es lo que me interesa hacer llegar.


     Nos vemos en Málaga.

      Saludos,Tony