CONTACTO

¿QUIERES PUBLICAR UNA CRÓNICA, ARTÍCULO, NOTICIA INTERESANTE?, ENVIALÁ AQUÍ: lostrotanoches@lostrotanoches.com

jueves, 25 de febrero de 2010

FEBRERO 1989-2010 Y LA PRÓXIMA MAPOMA

                                     

   El 21 aniversario de una importante ausencia empezó en el Nabat, con un gin-tonic a eso de las 00.00 horas, el Día de los Enamorados, por culpa de mi amigo-enemigo Paco Garzón. Esta ausencia tendría su misma edad, algún churumbel, algún cargo relacionado con el fútbol o el balonmano, sería profesor de Lógica y probablemente tendría una bodega y quién sabe qué más cosas. La epilepsia se lo impidió.
   Por supuesto, a mí me ganaría en todas las carreras aún estando tan gordo como yo o a lo mejor más o a lo mejor mucho menos, quien sabe; en algunas me acompaña, en otras no aparece aunque me mira de reojo y se ríe, pero en las más dolorosas siempre está ahí. En esas que te da tiempo de sobra para repasar tus cosas, en La Maratón de Sevilla entró conmigo en el Estadio de La Cartuja, en Febrero del 2005, después de empujarme las dos últimas horas, cuando yo ya ni tenía pies, ni manos, ni fuerzas, ni más ganas de correr y claro, me hizo llorar, cuando no pude abrazarlo en la meta.
   “Poca fuerza de voluntad tienes”, me decía ayer Franci Onieva, al contarle mis escasas salidas y mis muchos kilos, con los que estoy disconforme, pero no hago nada, bueno algo sí.
   Corrí la Media de Almería, la segunda vuelta fue mejor que la primera y festival gastronómico.  Troté en los 10 km de Armilla, no llegué a tiempo de las camisetas, sólo media naranja, pero me reencontré con Carlos Medina Jiménez-Andrade, hermano de Fernando (Camisetas Caja Rural, GP Fondo)  y de mi amigo Miguel, quien me acompañó con su eterna simpatía a lo largo de todo un año con el traje de camuflaje; festival gastronómico en el Nicol. También me remojé en la 28 edición de los 10 km de Albolote, correr corrí poco (58´) pero volar, volé junto a Lundio dentro del coche de Franci; barbacoa en Villa Oasis con Pedro Tenorio y amigos.
   Lo de la fuerza de voluntad venía a que me he comprado unas Adidas y me he inscrito automáticamente en la Maratón de Madrid, hace 3 semanas. Según mis cálculos, saliendo las dos veces, martes y jueves (1 hora)  y los fines de semana (2 horas), añadirle -bueno quitarle- las cenas al cuerpo, las cervezas entre semana, las tapas antes de la comida, comerme las cinco piezas de fruta y ayunar los viernes… podía ir adelgazando entre kilo y kilo y medio a la semana, más o menos. Todo ello  para llegar gloriosamente con 10 kg menos el 25 de abril y poder entrar con los brazos en alto por el Retiro.
   Bueno, esas eran las cuentas grosso modo, llevo tres semanas desde que me inscribí, pesaba 91 y a día de ayer peso 95, éstos son los resultados reales. Por eso me decía Franci lo de la falta de fuerza de voluntad, que ya me lo anotó el maestro en el libro de calificaciones antes de irnos para el Pedro Antonio de Alarcón, hace unos 30 años. Este muchacho tiene una inteligencia normal y podrá llegar a cualquier sitio siempre que utilice la fuerza de voluntad en sus quehaceres diarios.
   Lo que me consuela y que le dije a Franci es que si no llego con 10 kg menos, puede que a este paso llegue con 10 ó  15 Kg más, pues hago la maratón de Madrid con mi cuerpo Cruzcampo en globo y luego lo celebramos en el Asturiano.
                  El Secre.




2 comentarios:

Enrique dijo...

¿Poca voluntad tienes?, no se yo..., para atreverse a participar en las carreras que tu participas, en las que te has inscrito y vas a terminar, con las pocas salidas que tienes, con lo poco que dices que te cuidas, me parece que todo esto no es mas que un gran ejercicio de fuerza de voluntad.
Saludos.

Fernando dijo...

La voluntad tiene prioridades. La tuya valora la perdida de peso pero considera que el esfuerzo/sacrificio necesario para llegar a un resultado satisfactorio no compensa. Eso, en otra medida, nos pasa a más. Mi lucha con la báscula también es continua. Desde que fuí mayor de edad. Que contrariedad.